‘Enemigo público’ pone a Bélgica en el punto de mira


 

Bélgica está creando series de éxito y Enemigo Público (‘Ennemi Public’) es un ejemplo. Es una de las series con más éxito del país, convirtiéndose en la serie más vista del ‘prime time’ televisivo. No es sólo un thriller, sino que plantea cuestiones interesantes como la doble moral del ser humano y la religión, la búsqueda de redención personal y los prejuicios.

Todos tenemos un pasado

Un hombre, Guy Béranger, regresa a su pueblo, llamado Vielsart, tras cumplir veinte años de condena por asesinar a varios niños. Sus vecinos no le reciben con demasiado entusiasmo, sobre todo después de que una niña haya desaparecido. A la mayoría no le parece buena idea traer a ese monstruo a su lugar de recogimiento, pero Lucas, uno de los monjes más jóvenes, quiere creer en la redención de Béranger.

En la investigación de la policía local colabora Chloé Muller, una joven inspectora de policía asentada en Bruselas y encargada de vigilar y proteger a Béranger en el monasterio. El caso despierta fantasmas de su propio pasado y saca a la luz secretos y miedos de la aparentemente tranquila comunidad. Chloé y Lucas unirán fuerzas para poner orden y descubrir la verdad sobre Béranger mientras lidian con una mafia local, que busca hacer justicia para preservar sus intereses, y una hermandad dispuesta a mantener la reputación de su abadía a cualquier coste.

La serie belga Enemigo público está dirigida por Matthieu Frances y Gary Seghers y protagonizada por Stephanie Blanchoud, Angelo Bison y Clement Manuel.

Giros de guión al estilo ‘nordic noir’

La primera temporada de la serie consta de 10 capítulos, donde el inicio es más lento que el final de la serie (un final abierto que da pie a una segunda temporada). Forma parte del ‘nordic noir‘ con el tipo de thriller característico que marca las series de este estilo, donde no sólo se trata un asesinato, sino la doble moral que conforma la sociedad nórdica. Plantea cuestiones interesantes como la doble moral del ser humano, el escepticismo hacia la religión, la búsqueda de redención personal, los prejuicios de la sociedad… Nada es lo que parece ni nada es perfecto como aparentemente nos imaginamos. Este análisis moral del ser humano y sus ‘giros’ dramáticos es lo que da a Enemigo público un toque especial.

De cara al próximo año se prepara el lanzamiento de la segunda temporada, donde esperamos conocer más sobre el pasado de Chloé, qué la une tanto a Béranger y así poder descubrir qué pasó con su hermana pequeña.

Si os habéis quedado con ganas de más, podéis echar un vistazo a esta lista de las mejores series nórdicas del momento:

las-mejores-series-nordicas

¡Seguro que hay muchas más que os encantan y no hemos mencionado, así que déjadnos un comentario y comentadla con nosotros!

Anterior La bella y la bestia: ¿magia o controversia?
Siguiente Impresiones del 'Ghost in the shell' de carne y hueso

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *