Se estrena la segunda temporada de ‘Insecure’


Por si no lo sabías, el pasado 24 de julio se estrenó la segunda temporada de ‘Insecure’ la sitcom de la HBO que presentábamos en este artículo. Ahora que ya hemos visto la primera temporada, vamos a hablar más en profundidad de la serie.

En el primer artículo que le dedicamos, decíamos que era entre ‘Girls’ y ‘Hello Ladies’. Pues bien, no íbamos mal encaminados, aunque ‘Insecure’ va más allá de la comedia que ridiculizaba los personajes en estas dos series: habla de los problemas de una tía con la cabeza hecha un lío y las dificultades para mantener relaciones sociales de adulta (bueno, lo que nos pasa a todos, admitámoslo). En realidad, puede que se parezca más a ‘Fleabag’ que a las demás.

¿’Insecure’ habla de dos chicas negras?

Sí y no. La raza es importante en ‘Insecure’, eso no os lo voy a discutir. Pero está claro que esta serie ha roto con los estereotipos que hasta ahora ha mostrado la televisión en cuanto a la comunidad negra. Es decir, ‘Insecure’ habla de una chica (o bueno, de dos) que se está haciendo un hueco en este mundo, y por casualidades de la vida es negra. ¿Me seguís? Muchas veces los papeles destinados a actores y actrices negras que resultan ser protagonistas están definidos por su raza. Como bien dice Riz Ahmed (‘The night of’, ‘Girls’) en el libro The good immigrant para los actores de razas no caucásicas hay tres tipos de papel: el primero, en el que por ser un actor pakistaní te dan un papel de terrorista; el segundo, en el que un actor interpreta un papel que quiere romper los estereotipos de su “etnia” y el tercero, en el que un actor negro puede interpretar a alguien llamado Dave, o Juan o cualquier papel que pueda ser también interpretado por un actor blanco. ‘Insecure’ quiere situarse en el tercer tipo, pero al explicar también según que problemas derivados de ser una mujer negra hoy en día, se sitúa en el segundo grupo.

Y eso es otro tema: el ser mujer. ‘Insecure’ hace un retrato de la mujer sin tapujos ni contemplaciones, uniéndose a todas estas series que últimamente han surgido, con personajes femeninos realistas, que liberan a la mujer de estereotipos absurdos que han estado en la televisión muchos años.

Recapitulación de la primera temporada

¡ALERTA SPOILERS DE LA PRIMERA TEMPORADA!

Durante la primera temporada, la relación entre Issa y Lawrence fue uno de los puntos más importantes. Empezamos con el desencanto de ella a causa del pasotismo de él en cuanto a todo (su relación y el trabajo), y eso llevó a un triángulo amoroso en el que Daniel entró en juego. Issa y Daniel pasaron una noche juntos y, justo después, Lawrence cogió la vida por los cuernos y salió del agujero en el que estaba para dedicarle todos sus esfuerzos a su relación de pareja y a un nuevo trabajo. Fue entonces cuando Issa estaba hecha un lío, hasta que Lawrence se enteró del engaño y nosotros de que lo que realmente quería Issa era estar con Lawrence. ¿Cómo terminó todo? Lawrence llamó a Issa con supuestas intenciones de arreglarlo, pero en el último momento este cambió de opinión y se calzó a una compañera de trabajo que llevaba meses flirteando con él. Issa terminó llorando cuando vio que las cosas de Lawrence ya no estaban en el piso.

En cuanto a Molly, su búsqueda del tío ideal (un tío que ella se ha inventado y que no existe) dura toda la temporada, sin ningún éxito plausible. En un determinado momento sale con un tipo llamado Jered, al que considera insuficiente para ella por no tener estudios y venir de “otro mundo” y, por ese motivo, sigue buscando. Después de eso, Molly presenta a un tipo con el que solo se ha acostado una vez como su novio, y este acaba diciéndole que le ha seguido el rollo toda la noche por pura pena. Ese mismo día, Molly aparece borracha en casa de Jered, que la deja dormir en su sofá.

La relación entre Issa y Molly pasó por un gran terremoto que hizo peligrar su amistad (Issa humilló a Molly diciéndole lo que creía que estaba haciendo mal con su vida, y luego Molly hizo lo mismo) pero, al volver de su viaje de chicas a Malibú, las aguas vuelven a su cauce.

¿Cómo será la segunda temporada?

La nueva temporada volverá a tener 8 episodios en formato sitcom, y retomará la historia de la primera temporada.
Issa intentará pasar página (o no, porque está hecha un lío) en cuanto a Lawrence y empezará a tener citas con otros tipos. Esto llevará a mil y unas situaciones cómicas que explicarán muy íntimamente el conflicto interior del personaje.

Molly intentará dejar de sabotearse a ella misma y vivir el imperfecto y también bonito y emocionante presente (en cuanto a hombres se refiere), y lo hará con la ayuda de un terapeuta. Además, en el trabajó luchará contra ese techo con el que ha topado por el hecho de ser mujer, y además negra.

La dinámica entre Issa y Molly, será perfectamente imperfecta, como en la primera temporada, y se ayudarán mutuamente para salir del embrollo que es la vida.

Estoy segura de que esta nueva entrega no decepcionará a nadie.

Anterior 11 Cortos de Terror para NO ver antes de ir a dormir
Siguiente 14 de los Mejores Artistas en las Fiestas de Gracia 2017

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *