¿Qué pretende Netflix con la película ‘Máquina de guerra’?


Netflix ya es mundialmente conocido por ser uno de los servicios de suscripción audiovisual más competitivos del mercado. Generalmente suele invertir millones en contenido original y suele dar en el clavo. Ya nos han ofrecido series espectaculares como “House of Cards”, “Orange is the New Black”, “Narcos”, etc. Ahora es el auge de las películas originales y “Máquina de guerra” es una de sus últimas producciones.

¿De qué va la peli?

Se trata de una comedia basada en el libro “The Operators: The Wild & Terrifying Inside Story of America’s War in Afghanistan” escrito por el periodista Michael Hastings. En esta historia verídica vemos cómo el general Stanley McChrystal acepta el desafío de terminar con la guerra en Afganistán. Tenemos que aclarar que todos los nombres y apellidos de los protagonistas han sido modificados. Por ejemplo, el nombre real del General es Glen McMahon.

Estamos delante de un militar un tanto peculiar, humilde, con una rutina matinal que no rompe por nada del mundo, con constantes desafíos a sus superiores y al sistema, etc. Una joya de general, exajerado en la película de su original, que nos ofrecerá una serie de escenas divertidas.

Michael Hastings también fue el responsable del debacle de McChrystal. Durante la primavera de 2010 el periodista acompañó al general y a sus hombres siendo testigo de sus procedimientos y de sus ratos de ocio. No diré que fueron correctas o incorrectas, pero son acciones que puede que la opinión pública no vea con buenos ojos. La guinda del pastel fue que todas esas historias se vieron reflejadas en un artículo publicado por Hastings en la popular revista Rolling Stone. Podéis leer el artículo aquí.

¿Ha sido una inversión acertada?

La verdad es que normalmente siempre hablo muy bien de Netflix y de su contenido. Como fiel consumidor no pude evitar darle al “play” y descubrir la historia de “Máquina de guerra”. ¿El resultado? No sé si en este caso valía la pena hacer una película de esta historia y menos dejarse un dineral en contratar a Brad Pitt.

Se trata de un General con y sus hombres intentando conseguir más recursos para terminar con el conflicto armado en Afganistán. Lo que puede resultar más interesante son los diferentes obstáculos que le pone su propio gobierno. La sátira parte de esta premisa. Los militares hacen todo lo que pueden para ganar la guerra pero es la diplomacia y los protocolos lo que lo impide. ¿Se trata de una película para crear polémica política?

¿Una crítica a Obama?

Otra de las preguntas que me vino a la cabeza cuando vi esta película fue: ¿por qué ahora? ¿Tiene algo que ver que Donald Trump sea el presidente? Durante toda la película vemos constantes críticas a la organización de la presidencia de Obama.

Dejan muy claro que el presidente tiene abandonados a los hombres que dan la vida por su país y que la estrategia aplicada en esta guerra no funciona. Claramente califican a Obama de “orador”, no como un presidente, no como un militar. Los protagonistas de esta historia más bien se sienten en medio de una situación que no comprenden y de la cual no pueden hacer nada por solucionar.

 

Anterior 'Impro Show': el mundo de la improvisación en el teatro
Siguiente Los Mejores Escape Room de Terror en Barcelona

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *