in

Deadpool es la repolla

Tanto si eres fan de toda la vida de los cómics de grapas de “Masacre” como si descubriste su existencia dándole al Marvel V.S. Capcom 3 (o incluso en aquella horrorosa precuela de Lobezno) tengo una buena noticia para ti: ‘Deadpool’ es la repolla. Y no lo digo solo porque su paquete prieto no deje de acaparar planos, atenciones y chistes, lo digo porque ‘Deadpool’ tiene las mejores coñas que he podido ver nunca en una peli de superhéroes.

deadpool1-gallery-image

Publicidad

Diversión para adultos

Cuando uno piensa en cine de superhéroes para adultos lo primero que se le viene a la cabeza es el Batman de Nolan. El director de ‘Memento’, ‘Origen’ e ‘Interstellarrevolucionó un género saturado de trajes de colores chillones y villanos de opereta, poniendo de moda un tono oscuro, realista y solemne que muchos intentaron imitar con mayor o menor fortuna (incluso fuera del propio género de superhéroes). La serie de Daredevil y la última peli de los Cuatro Fantásticos nos sirven de ejemplo para visualizar el amplio espectro de imitadores que le salieron al huérfano atormentado. Pero mientras DC se ha empeñado en intentar repetir el éxito con un Superman que aburre a las piedras, Marvel se ha dedicado a pulir su propia formula secreta: Universo fílmico conectado, acción, humor y diversión familiar.

deadpool-gallery-06-gallery-image

Deadpool‘ (Tim Miller, 2016) ha resultado ser un exitoso experimento encargado de sondear el casi inexplorado mercado del cine de superhéroes para adultos. Y cuando digo adulto no me refiero a “rollo Nolan”, no, me refiero a tetas, sangre y chistes sobre penes (de hecho en USA está calificada como R: no recomendada para menores edad). Ya lo intentaron un par de veces con Punisher sin mucho acierto, pero esta vez parece que los planetas se han alineado para conjurar a una extraña criatura por la que pocos apostaban.

La película lo está petando muy duro en taquilla: 132 millones de dólares en USA y otro ciento y pico en el resto de países donde ya se ha estrenado. Y si a esto de batir récords le sumamos que ha contado con un ajustado presupuesto de 58 millones de dólares apostaría mi culo a que en Disney y Marvel alguien ha tenido cuenta lo que la gente quiere.

teaser-one-sheet

Publicidad

La Campaña de Marketing de Deadpool

deadpool-billboard-hed-2016

Parte del éxito que ha resultado ser ‘Deadpool’ hay que agradecérselo a se han marcado una de las campañas de marketing más cachondas y creativas de la historia. Durante los meses previos al estreno hemos asistido a un desfile de pósters muy cachondos, algunos parodiando a otras sagas y otros incluso intentando vender la película como una comedia romántica ideal para ver en pareja en San Valentín.

virales

El Mercenario Bocazas” es un personaje desconocido para el gran público, y aunque en el fandom de Marvel tiene una legión de fieles, siempre ha sido un personaje minoritario y totalmente alejado de la corriente general de la editorial. A pesar de todo, la película ha conseguido despertar el interés general gracias a los virales que prometían una gran dosis de sangre, vísceras, humor negro y la ruptura con ese cine de superhéroes de corte festivo y familiar.

Tanto si eres un fan de toda la vida de los cómics de grapas de “Masacre” como si descubriste su existencia en aquella horrorosa precuela de Lobezno tengo una buena noticia para ti: ‘Deadpool’ es la repolla.

deadpool-love-romantic

Vale, ¿Pero de qué va?

Wade Wilson es un matón a sueldo al que diagnostican un cáncer terminal poco después de conocer al amor de su vida. La única salida que le queda es aceptar la oferta de una organización bastante siniestra que dice ser capaz de curarle. La cosas no salen tal y como Wilson pensaba y acaba convertido en ‘Deadpool’, un vengador de gatillo fácil incapaz de permanecer con la boca cerrada durante más de tres segundos.

Puede parecer que la historia tenga poca chicha, pero la forma en la que está contada crea una panorámica interesante y bastante original (sobre todo durante los dos primeros tercios de la película).

deadpool-gallery-05-gallery-image

Deadpool‘ no es la primera película donde se cuenta el origen de un superhéroe, pero desde luego es una de las mejor estructuradas. ¿Cuantas veces nos hemos topado con un film donde el personaje no se enfunda su característico uniforme hasta bien entrada la historia? No son pocos los que han fallado a la hora de mostrarnos los inicios del superhéroe de turno, menospreciando la inteligencia del espectador, dedicándole tres cuartas partes del metraje a crear un personaje que el target de la película ya conoce perfectamente y narrando los hechos con un clasicismo soporífero. Muchos incluso han dedicado tanto tiempo a explicar con pelos y señales la motivación del protagonista que cuando este ya está ‘formado’ y equipado la película llegaba a su fin.

1366_2000

Quizá Spiderman o Hulk sean dos personajes cuyos orígenes podrían permitirse elipsis bastante arriesgadas (aun así solo ‘El increíble Hulk’ se atrevió a hacerlo), pero como decía al principio Deadpool es un personaje que necesita su tiempo para darse a conocer al público profano.

Pues bien, a algún genio se le ocurrió presentarlo por todo lo alto y lo vemos enfundado en su traje rojo y negro desde el primer minuto, en una arranque brutal desde los mismísimos títulos de crédito (que por cierto son apoteósicos). ¡Así se hace!

deadpool-gallery-03-gallery-image

House of Deadpool: Cerdos y Diamantes

Uno de los muchos aciertos de la película es la maestría con la que ha sabido trasladar la verborrea del mercenario desde las páginas del cómic a la gran pantalla. Deadpool es capaz de disparar cincuenta chistes por segundo, detener la acción, hablar directamente con el espectador (llegando a romper la dieciseisava pared), dejarlo todo a medias para plantarte un flashback que también dejará a medias en cualquier momento.

La narración avanza y retrocede constantemente y los chistes autoreferrenciales y el metalenguaje más surrealista encajan como un guante en un montaje del que nunca antes había hecho Marvel.

deadpool-gallery-04-gallery-image

Y el premio al personaje revelación es para… 

Nunca imaginé que diría algo así pero Coloso es el rey de la fiesta. La primera vez que lo vi asomar la cabeza en los trailers pensé que simplemente sería un cameo con el único propósito de intentar integrar a Deadpool en el universo Marveliano, pero el gigante ruso ha acabado siendo mucho más (hasta el punto que llegas a echar en falta que no aparezca un poco más en pantalla). No quiero desvelar mucho más, pero hasta ahora lo habíamos visto en un par de películas de los X-Men, administrando su metálica apariencia como si el segundo de CGI se pagara con sangre de virgen, pero esta vez Coloso luce su apariencia habitual en todo momento.

maxresdefault

Me hubiese gustado que el segundo mejor personaje de la película fuese el villano (y no Coloso), pero lamentablemente no ha sido así. Quizá sea su apariencia un tanto genérica (contrasta con lo que llega a molar el simple uniforme de Negasonic Teenage Warhead) o quizá simplemente es un personaje demasiado controlado e incapaz de aguantarle los planos a Deadpool. Este es uno de los pocos puntos oscuros de la película, sin duda se merecía un villano más trabajado (o una sacada de chorra y hacer una pirueta con el casting).

deadpool-gallery-07-gallery-image

Todos tenemos un pasado… 

Deadpool fue creado a principios de los 90 por Rob Liefeld y Fabian Nicieza. Los 80 habían significado un cambio de paradigma brutal en lo referente a los superhéroes. Alan Moore y Frank Miller habían “inventado” los superhéroes adultos, en los que gente como Liefield solo supieron ver la violencia.

New_Mutants_Vol_1_98_001-1

El mercenario bocazas fue hijo de aquellos tiempos en los que los superhéroes transgresores nacían como churros, pero poco a poco fue apartándose del camino hasta encontrar un sendero solitario e inexplorado. El humor negro, las referencias a la cultura popular, el gore y los cameos fueron los ingredientes que han convertido a Deadpool en un personaje de culto.

DP-top

A pesar de ser un personaje diferente y original tuvo una entrada un tanto ridícula en el mundo del cine. Si tuviste la desgracia de ver la película ‘X-Men orígenes: Wolverine‘ (X-Men Origins: Wolverine, Gavin Hood, 2009) haz un esfuerzo y olvídala, no te costará mucho. En ella aparecía un irreconocible Deadpool, también interpretado por Ryan Reynolds, convertido en un trozo de carne con la boca cosida a pesar de ser su verborrea su cualidad más característica (Si, nadie lo entendió. Supongo que se trataba de una broma de los guionistas).

12484

Es curioso como Ryan Reynolds cambia tanto de una película a otra, pasando de ser un villano ridículo a convertirse en el actor que nació para ser Deadpool (y de Linterna Verde mejor ni hablamos). Reynolds hace suyo el personaje desde el primer segundo y consigue ser igual de interesante tanto con traje y como sin él.

Durante la película la historia sufre unos cortes bruscos en la narración para contarnos a base de flashbacks el origen del personaje y es precisamente aquí donde Reynolds consigue lo que muy pocos, que te olvides por unos minutos del traje y disfrutes de la persona que hay debajo (¿Alguien ha disfrutado con Bruce Wayne?).

Deadpool04

En resumen, y tal y como he dicho al principio: ‘Deadpool’ es la repolla.

LO MEJOR: Volverías a verla nada más salir de la sala.

LO PEOR: El villano no está a la altura

23/10

 

Victor

Escrito por Victor

Me encanta la tipografía, los tatuajes, pintar al oleo y trabajar con tinta china, aunque con lo que más disfruto es con el lápiz y el color digital. Y a veces me gusta escribir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mustang (2015)

Suits, la serie que pasa desapercibida